Datos personales

martes, 14 de agosto de 2012

Conduciendo entre montañas...

Ayer, mientras volvía de Francia cruzando las montañas pirenaicas, llegué a imaginar por un instante que otro mundo es posible, que todo tiene remedio y no sé cuantas cosas más... (todas ellas en esa línea).
Las vistas eran preciosas, el aire fresco, pero de pronto recordé aquella frase atribuida a Miguel de Unamuno y que era algo así como: -"Una cosa es el paisaje y otra bien distinta el paisanaje"-. Uff..., se puede decir más alto, pero no más claro.
Esa contundencia del razonamiento me hizo bajar de las nubes en un segundo, situándome nuevamente sobre el volante de mi vehículo y asaltándome la sensación de que me encontraba viajando hacia los tiempos de las cavernas...


A pesar de ese mal trago, de esa indigestión de realidad por la que iba avanzando..., vinieron a mi cabeza otros fantásticos momentos en los que caminaba de nuevo entre parajes de todo tipo, recordando situaciones maravillosas y mi pasión por la vida de los animales "salvajes" (lo que muchas veces me ha llevado a analizar al género humano... con resultados muy poco atractivos).

Siempre podemos agarrarnos a esas sensaciones y hacer con ellas un escudo... para seguir viajando.



Que ustedes disfruten del trayecto y hasta dentro de unos días...

2 comentarios:

  1. Ya vale de tanto conducir entre montañas, que además no lo son salvo los Pirineos. Me cago en los clavos de cristo¡¡¡. Lo mismo te deseo compañero que disfrutes del trayecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que estás por aquí otra vez.
      Salud!!! mi querido compañero.
      .

      Eliminar