Datos personales

sábado, 16 de febrero de 2013

SIN EMPLEO

La realidad es triste y cruel, descorazonadora. Miles de trabajadores se encuentran sin empleo, sin dinero, sin un futuro para sus hijos, pasando hambre y frío en este crudo y largo invierno.
En este país no es que la historia se repita, pienso más bien, que nunca ha sido de otra forma. La realidad nos ha arrastrado hacia la fatalidad, hacia el oscuro túnel que conduce a las cloacas más profundas.


Hay tanta mierda en esta España de ladrones y fascistas, tanto cinismo, estamos tan acostumbrados a todo ello, que la puta resignación lo tiene fácil para ganarnos la batalla. 
Vemos como crecen los ERE, los desahucios, las colas del paro, los suicidios, la desesperación..., las cuentas millonarias en paraísos fiscales, los cargos políticos de "libre designación"..., una miseria tras otra.



En 1982, una joven banda grababa la canción que da título a esta entrada. Hoy, 31 años después, sigue siendo tan asombrosamente actual, que estremece sólo de pensarlo. Os dejo con Los Suaves, el grupo en cuestión, 
con ellos y dos versiones distintas de la misma canción (1982 y 1995).
Pocos cambios desde entonces; (casi) todo sigue igual...


Por la mañana llegas a la fábrica oscura y fría
La máquina está parada, triste desprende ruina
Del despacho baja el amo, dice: "Hijo mío, no hay trabajo;
no hay pedidos, tengo que cerrar, nada os oculto,

me vienen a embargar mañana".

Es el fin, todo ha acabado, os miráis con espanto.
La máquina callada, los puños apretados,
pensando… pensando.

Ya seis meses sin jornal seguro "del paro" agotado,
dinero cobarde se esconde, las empresas han cerrado.
Por la mitad del salario te has ofrecido, es igual.
Tres millones de parados, estadística y tú uno más.

Por última vez lo intentas, quieres pedir, tienes la mano.
También llegas hasta el puente, pero no puedes,
tu hora no ha llegado.

Espera desesperada en el portal tu mujer.
Tiene el crédito agotado, en casa no hay que comer.
¿Qué hay? pregunta cuando llegas, tú no contestas y callas,
agachando la cabeza subes pálido y triste a la casa.

Tu hija arriba no duerme, desde ayer no come nada,
cree que su madre ha bajado a comprar pan
a la tienda de al lado.

Subís los dos en la casa, la niña mira tus manos.
Sorprendida al no ver nada, calla y se acuesta llorando.
El padre está en un rincón, la cabeza entre las manos.
La madre calla, abre el gas, ojos secos, se sienta a su lado.

Es el fin, todo ha acabado, os miráis con espanto.
La máquina callada, los puños apretados,
pensando... pensando.

 

7 comentarios:

  1. Estoy contigo y sufro esta situación que me toca muy directamente. ¡No sé hasta cuándo nos durará la esperanza? Un abrazo.
    Matilde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Matilde, espero que nos dure lo suficiente hasta que podamos ver a esta escoria abandonar sus tronos.
      Resistiremos, no queda otra!!
      Un fuerte abrazo y mucho ánimo!!
      .

      Eliminar
  2. Estremecedora entrada amigo, pero la has pintado tal cual es. Ya te sabes cómo opino sobre ello. Y tienes razón, la historia siempre ha sido así, desde tiempo inmemorial. La famosa llamada transición fue la gran mentira, nunca la hubo, se fueron sucediendo políticos afines al régimen monárquico heredado del anterior dictador, solo pactos y engañar al pueblo. Hemos sido títeres y hemos obedecido, somos también culpables. En eso soy rotunda. Ni democracia ni leches.
    A mi, por mi edad, me tocó vivir todo el proceso, desde que franco impuso al borbón y este firmó sus estatutos, desde ahí todo ha sido la gran patraña, la gran mentira. La famosa pirámide del capitalismo llevada a sus últimas consecuencias para el pueblo y una reguera de políticos sin escrúpulos que sabían a lo que iban. Y lo que queda.

    La única esperanza que pudiera tener sería que de verdad la presión social desmorone todo ese proceso, lo veo difícil porque es mucho lo que se juegan y tienen un poder infinito ya consolidado, los nuevos políticos vienen con ese mismo ansia de poder (véase a ese Cantó de las narices), y el pueblo caerá en la mentira. Es un bucle infinito que solo lo rompería la idea utópica de que se fueran a hacer puñetas todos de una vez y empezaran otros distintos, cosa que tampoco creo, la historia lo demuestra. No creo en los políticos.

    Gracias por esta entrada amigo, te mando muchos besosss para los dos


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhh...me olvidaba, me encantan Los Suaves...!!!

      Besossssss

      Eliminar
    2. Hola guapa, estoy contigo..., se necesitaría una cambio total del sistema y eso, mucho me temo, no tiene pintas de que ocurra. Nos hemos acostumbrado a esto, fuímos educados con mentiras y junto a ellas vemos cómo pasan años de nuestra vida, agotados ya de tanta locura.

      Muchos besossss para tí, nuestra querida Inma,
      los dos te deseamos lo mejor....
      SALUD!!
      .

      Eliminar
  3. Nunca mejor dicho que la historia se repite.Date cuenta que a medida que ganamos en comodidades lo perdimos en dignidades.Porqué antes nuestros mayores que se lo tuvieron que currar y crudo:porqué cuando la España profunda la de la verdadera miseria la analfabeta, la cruel, la que la mujer; no era sino el paño de lágrimas de toda una sarta de injusticias.Empleos de m...y salario de m...De golpe y porrazo estos (...)nos quieren echar la culpa de lo que con aguantar hemos conseguido una calidad de vida...Y volver a someternos a una vida de dictadura y solo derechos para unos cuantos ecogidos y azotes y aguantar para el resto...esto es el lema o conmigo o contra mí.

    Que Fortuna: nos eche un cabo que lo vamos a necesitar y ,que no nos harten más y las cosas se salgan de madre...dios nos libre.Pensarlo me da ...no se qué.

    Un abrazo feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensar de lo que son capaces de hacer... me llena de angustia. No sé qué más les queda, si ya observamos, sobresaltados, a personas que se quitan la vida, que no soportan más esta situación y deciden abandonarla para siempre...Ufffff.
      Gracias por tus palabras Bertha...
      Un fuerte abrazo!!!
      .

      Eliminar