Datos personales

miércoles, 25 de julio de 2012

Las Misiones Pedagógicas

Las Misiones Pedagógicas fueron una experiencia cultural e innovadora sin parangón en la Europa del siglo XX. 
Su director intelectual fue Manuel Bartolomé Cossío, quien llevó a cabo una de las iniciativas del proyecto republicano que consideraba indisoluble la unión entre cultura y justicia social.


La proclamación de la II República, el 14 de abril de 1931, mostró que las ciudades eran republicanas, pero no los pueblos pequeños y las aldeas, a donde no habían llegado ni la revolución científico-técnica ni los adelantos que, gracias a ella, habían encaminado a las ciudades hacia una vida mejor.

Se vio que era necesario ganarse a la población rural y se retomó la antigua aspiración de Francisco Giner y Manuel B. Cossío de realizar "misiones pedagógicas" en las aldeas, aunque esa nueva realidad tuviera sus detractores y su existencia se limitara en el tiempo. 


Los servicios que ofrecían las Misiones Pedagógicas (escuelas, teatro, bibliotecas y museos ambulantes...) eran parte de las medidas propuestas por la Institución Libre de Enseñanza en 1881 para la reforma de la instrucción pública, por iniciativa de Francisco Giner de los Ríos y Manuel Bartolomé Cossío, con el fin de llevar los mejores maestros a las aldeas más apartadas para vivificar la escuela rural.
Veían que, para transformar España en una república democrática, basada en la soberanía popular, era necesario solucionar la distancia que existía entre las ciudades, que disfrutaban de un mejor acceso a la cultura, y un campesinado sumido en el aislamiento y ajeno a los cambios que se estaban produciendo en el mundo.


El Patronato de Misiones Pedagógicas fue creado por un decreto del gobierno provisional de la Segunda República y dependía directamente del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes.

Las Misiones Pedagógicas (documental)

No hay comentarios:

Publicar un comentario