Datos personales

lunes, 8 de septiembre de 2014

Superdotados, al Este de la campana de Gauss

Comienza un nuevo curso escolar y con él la continuidad de un sistema educativo precario y arcaico. Para colmo, en lugar de reelaborar una enseñanza acorde a las necesidades sociales actuales, el "sistema" expande el retroceso y la sin razón perjudicando a alumnos, padres y docentes.
Es necesario otro modelo educativo que ponga fin a la 'castración intelectual' que llevamos siglos sufriendo, aunque resulte bastante utópico en una sociedad sometida, llena de prejuicios y poco instruída. 


Según las estadísticas, en torno al 2% de la población mundial tiene unas capacidades mentales extraordinarias. 
En España la cifra de ‘superdotados’ se aproxima al medio millón de ciudadanos, de los cuales, la mitad, sufren ‘fracaso escolar’. Además, muchos de ellos nunca llegan a conocer sus ‘altas capacidades’.


En contra de lo que pueda parecer, las ‘altas capacidades’ no implican éxito académico, ni profesional, ni personal. Muy al contrario, si esa excepcionalidad no es reconocida y no se le da la respuesta necesaria, puede ser origen de una gran infelicidad y de trastornos de distinta índole. De hecho, muchos superdotados viven toda su vida sin descubrir que lo son, y otros acaban desarrollando trastornos que les empujan a la depresión e, incluso, al suicidio.


“Superdotados, al este de la campana de Gauss”, es un documental que refleja la difícil situación por la que pasan muchas personas en estas circunstancias. Recoge testimonios de adultos superdotados que valoran un sistema educativo que les ha empujado al fracaso, así como opiniones de padres, profesores y expertos en la materia que plantean soluciones.


La historia de Ena, una niña de 8 años que no quiere ir al colegio porque “las clases son aburridas y me duermo” es más que representativa. Sus padres solicitaron la aceleración curricular llegando a los Tribunales, descubriendo, con el tiempo, que sólo se trataba de una solución temporal. 

“Superdotados, al este de la campana de Gauss”


No hay comentarios:

Publicar un comentario