Datos personales

lunes, 23 de enero de 2012

Lifara y música en Huerto

La localidad monegrina de Huerto, fue el escenario durante varias ediciones de un festival que, sin contar con apenas respaldo institucional o humano, reunió a distintos grupos y solistas del panorama Folk actual.
El responsable de esta idea prolongada en sucesivas ediciones tiene un nombre propio a resaltar: José Antonio Gastón. Vecino del pueblo, amante de las músicas de raíz, inquieto, voluntarioso y trabajador, José Antonio se armó de valor y creó un festival que en 2010 celebró su última edición.

Por allí actuaron grupos o solistas como "A Cadiera Coixa", "Ricardo Constante", "Xarnege", "Titiriteros de Binéfar", "Nertam", "Mayalde" y algunos cuantos más...


José Grima, del grupo "Nertam", sonando la "Cabrette d'Auvergne" 
en el Festival Huerto Folk 2010.
Foto de Jesús Moreno (desde mi cadiera).

Desgraciadamente, la mentalidad obtusa de las instituciones locales, de la comarca y provinciales, apenas respaldaron el proyecto. Este hecho hizo que José Antonio se replanteara la continuidad del evento y de ese modo, tras meditarlo bien, decidió colocar el cartel de "cerrado" a dicho festival.

En agradecimiento a los músicos que por allí pasamos en una u otra edición del mismo, realizó un nuevo llamamiento con la buena intención de reencontrarnos en torno a una suculenta "lifara" (comilona) y así pasar una buena tarde entre amigos y músicos (con los instrumentos a cuestas).

Después del gustoso atracón a base de carne y patatas al horno, pernil, espárragos, ensalada y los postres que siguieron, se presuponía que, entre tantos músicos, la fiesta sonora estaba garantizada en el bar de Mariano (aunque para sorpresa de algunos de nosotros la tarde no transcurrió como bien se merecía el anfitrión).

El absentismo predominaba en el ambiente, siendo la avanzadilla del dúo Nertam y los amigos de Tirurirus Free quienes comenzaron a compartir melodías e improvisaciones de lo más dispares, participando también David Buerba (Cadiera Coixa) y Álvaro (Os Chotos d'Embún).

Creo que ese era el cometido que procedía en tal ocasión, pasarlo bien de un modo desenfadado y colectivo haciendo sonar todo el instrumental presente..., pero nadie está obligado a hacer nada que no quiera, eso está claro.




Tras la consiguiente ingesta de alcohol que se requiere para perder la timidez, por fin se animaron a tocar la gente de A Cadiera Coixa (el grupo casi al completo y marcada formación entre sus filas). Tuvieron a bien interpretar una colección de rancheras y corridos que el público habitual del bar (ajeno al resto de las músicas tradicionales) recibió con aplausos de bienvenida.

Ricardo Constante y su gente, fueron vistos y no vistos..., lo que llevó a pensar que tendrían algún otro compromiso en esa misma noche.

Una vez terminada la particular sesión de cada cual, el personal fue desfilando en despedida, quedándose los Tirurirus "más solos que la una"...alargando la tarde musical (ya nocturna) para los pocos despistados que siguieron con sus posaderas en las sillas del local (Álvaro, antes citado, también se juntó a "la troupe").

Tirurirus Free en el Bar de Mariano... 
como sardinas en el desierto (21.01.2012)

4 comentarios:

  1. me permito, por aquello de aportar una vision, mas o menos off escena folk, de lo que publique en diario del altoaragon (se publico con un titular distinto al que encabeza. el lunes estuve fuera, no vi la prensa y tampoco se si se hizo alguna otra pequeña modificacion).

    Sensación agridulce
    No parece fácil, al menos de momento, que el entusiasmo y la labor de Jose Antonio Gastón, con su Huerto Folk, tenga continuidad. No son tiempos fáciles para sacar proyectos adelante, pero tampoco vayamos a enterrarlos. Que sea pues como un punto y aparte.
    La comida de hermandad, entre músicos de los grupos programados en las ediciones realizadas hasta el parón del 2010, que se programó para el pasado sábado, contó con la presencia de Cadiera Coixa, Tirururus Free, Ricardo Constante, Fanfarria Transpirenaica, Nertam y algún miembro de Chotos d´Embun. Sin ninguna duda, la iniciativa debería de haber tenido mayor apoyo y participación. Algo más de militancia. La idea y el esfuerzo, lo merecían.
    Tras la comida y en el Bar Mariano se ofreció a los músicos la posibilidad de tocar sin programa predeterminado. Esto puso en evidencia que a la música (folklórica) aragonesa le falta una lingua franca. En las últimas décadas quizá se ha hablado y fomentado una música aragonesa (por aragonesista) en la que se echa en falta mucha base. El trabajo de campo, el conocimiento de ritmos, melodías, instrumentos… mas allá de la jota o de la mera canción folk de temática aragonesa (reivindicativa).
    Abrieron fuego el dúo Nertam, con un par de temas del repertorio de Auvernia, en los que José Grima tocó la cabrette (curiosa gaita de fuelle del que es posiblemente el único interprete peninsular). Un punto de partida que no fue la esperada sucesión de músicos en un entrar y salir de primera fila. Tras un impase se sumaron miembros de Tirurirus Free y puntualmente algún miembro de Cadiera Coixa. Unas toscas (pero simpáticas) improvisaciones, un encantador “El rosario de los pobres”, una libre interpretación de “les sauts” bearneses y cerrando, a trio, los dos Nertam mas la cantante Pilar Montorio, el romance monegrino “La flor del Agua”. Tras este bloque, y con Cadiera Coixa como hilo conductor, la cosa derivó a las rancheras.
    Quizá tras mi marcha y a última hora cambiara la dirección, no se, pero en opinión del firmante, como que se echaba en falta algo mas coral, con paloteados, albadas, polkas… como escusa.

    ResponderEliminar
  2. Más o menos y sin haberlo hablado previamente, coincidimos en diversas percepciones sobre el transcurrir de ese día.
    Gracias por la aclaración y el comentario.
    .

    ResponderEliminar
  3. contemplando alguna loma calva, la lucha de un gorrion contra la gravitacion mientras busca algun arbusto donde reposar su vuelo. escuchando el silencio estrellado del espacio monegrino. contemplando la escarcha helada de la niebla. pienso quiza si aragon tiene roto el espinazo.

    ResponderEliminar