Datos personales

lunes, 9 de diciembre de 2013

OMAR METIOUI - ‘La fuente del amor secreto’ (el laúd en la música andalusí-magrebí).

Nacido en Tánger en 1962, Omar Metioui estudia solfeo, música andalusí y laúd árabe en el Conservatorio de su ciudad. En 1976 entra en la Orquesta de Música Andalusí de Tánger, bajo la dirección de Ahmed Zaitouni, ocupando el puesto de ‘primer laúd’ desde 1987 hasta 1994.


En España hemos podido verle en directo gracias a su amistad con Eduardo Paniagua, con quien crea en 1994 el ensemble ‘Ibn Baya’, grupo hispano-marroquí de música andalusí-magrebí. En 1995 realiza para el 'Centro de Documentación Musical de Andalucía' (Granada) la transcripción y transliteración de la Núba al-Istihlal. En 1997 funda el grupo de música sufí ‘Al-Shushtarí’, así como el ensemble ‘Al-Ala Al-Andalusiyya’.



De este modo, Omar Metioui ha recorrido numerosos escenarios, ocupando también un lugar preferente en conferencias y congresos especializados sobre música andalusí. 

A continuación escucharéis la siguiente joya poética y musical:  

Muwwál modo Síka, Laqad Sára Qalbí, ‘Mi corazón adopta todas las formas’.
Casida de Ibn ‘Arabí, 1165-1240.

“Mi corazón adopta todas las formas,
unos pastos para las gacelas y un monasterio para el monje.
(El) es templo para los ídolos, la Kaaba del peregrino,
las tablas de la Torá y el libro del Corán.
Sigo sólo la religión del amor y hacia donde van sus jinetes me dirijo,
pues es el amor mi sola fe y religión.
Nuestro ideal es Bishr, el amante de Hind y de su hermana,
como lo es Qays y Lubna, Mayya y Gaylan”.
(traducción: Carlos Varona)



Después de esta maravilla, retomo el libreto que se incluye en el CD, fijándome en algunas observaciones críticas del propio Omar Metioui sobre el uso actual del laúd en los países árabes:
“En primer lugar, la sonoridad del laúd ha sido modificada por los cambios realizados en el instrumento. Sin entrar en grandes detalles, el resultado de estas alteraciones acercan el timbre del laúd al de la guitarra. Por otro lado, el desarrollo de un ‘juego’ vertical de las cuerdas que insisten en los acordes de ‘terceras’, ‘quintas y ‘octavas’, así como el uso de cuerdas simultáneas y la adopción de repertorio clásico occidental, alejan al músico especialista del arte de la “modalidad” para encaminarle en el mundo sonoro de la “tonalidad”. La técnica del ‘plectro’ en el ataque de las cuerdas (zand) se ha vuelto blando, dando un discurso musical menos acentuado, ininteligible, sin fuerza expresiva y que se pierde en la recitación”. (Omar Metioui)



Sobre ‘el arte de la improvisación’ también existe un apartado en el comentado libreto, del que destaco el siguiente párrafo:
“La improvisación, a mi entender, es para la música el equivalente a lo que la poesía tiene frente a la prosa. Es una forma condensada de expresar las ideas. Requiere evitar un discurso reiterativo y crear constantemente un efecto sorpresa. La improvisación da nueva vida a una obra sin llegar a destruirla”. (Omar Metioui)

Músicos en la arqueta andalusí de Leyre.
(Museo de Navarra, Pamplona)
foto: Pedro Mari Martín, 2012

Os invito a visitar el siguiente 'post', donde podréis conocer más cosas sobre el laúd árabe y la música andalusí, encontrando también algunos ejemplos de lo que nos dice Omar Metioui en sus reflexiones:
El laúd árabe y la música andalusí.

4 comentarios:

  1. mil veces gracias. siempre descubriendonos cosas bonitas y super interesantes.
    fernando (percusion barna)

    ResponderEliminar
  2. Qué sorpresa compañero!!
    Muchas gracias y a seguir en la brecha. Ya me contarás cómo van los proyectos que tienes en marcha.
    Salud y Creatividad!!
    .

    ResponderEliminar
  3. Cotilleando por tu cueva, he encontrado esta preciosidad. ¡Una maravilla! Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermoso trabajo para mí también.
      Gracias Matilde, por la sensibilidad que muestras en todo.
      Un beso!
      .

      Eliminar