Datos personales

domingo, 18 de mayo de 2014

Concierto de shakuhachi y apuntes sobre el instrumento

El próximo sábado 31 de mayo podremos asistir al concierto de shakuhachi ofrecido por el maestro Horacio Curti en Zaragoza. Será a las 20:00h, en el local de la Asociación Tian Gong de la ciudad (C/ Aaiun, local 5), con una entrada de 8 euros.

Horacio Curti, maestro de shakuhachi

* Apuntes sobre el instrumento a cargo de Tadashi TAJIMA:

Esta flauta de bambú japonesa, de sonidos profundos e intimistas, debe su nombre al tamaño estándar en el que suele construirse.



Shaku significa "pie" como unidad de medida y hachi, ocho, es decir que el instrumento tiene una longitud de "1 shaku punto 8" (54.5 cms).


La historia de la flauta Shakuhachi se remonta al periodo Nara (s. VIII) cuando fue introducida desde China y empleada en el conjunto de la música cortesana Gagaku. Este instrumento tenía 6 orificios, 5 al frente y uno en la parte anterior. Luego, tras una reforma en la música de la corte durante el período Heian, este tipo de flauta desapareció. 


Mucho más tarde, durante Muromachi (1338-1573), llega de China otra flauta vertical de menor tamaño llamada Xiao en chino y que daría origen a Hitoyogiri que mide tan solo un shaku (33.3 cms). Esta fue inicialmente empleada por monjes mendigos (komuso) y luego se hizo popular como instrumento de entretenimiento, aunque posteriormente desapareciera. Esto pudo ocurrir debido a su sonido agudo, el cual se dice, no pudo competir con los tonos profundos y expresivos del Shakuhachi moderno.  


La flauta Shakuhachi que se utiliza en la actualidad se deriva del instrumento aparecido a comienzos del periodo Edo (1603-1868) en manos de los monjes itinerantes (Komuso -no confundir con komoso-) de la secta Fuke del budismo Zen. Estos monjes dentro de su entrenamiento tenían tres prácticas principales: la meditación conocida como zazen, la interpretación de la flauta Shakuhachi y en algunas ocasiones la práctica de un arte marcial en el cual se utilizaba el pesado cuerpo de la flauta como arma de defensa; esto debido al peligro que representaba viajar por algunas zonas de Japón en la época.

Monjes komuso con instrumentos 
y cestos para cubrirse la cabeza

En la interpretación de la flauta, estos monjes buscaban básicamente dos cosas: la emisión de sonidos ásperos o "sucios", -ya que creían que a través de estos podrían purificar su espíritu-, y el control de la respiración.




Durante el período Edo aparecieron varios estilos de interpretación de la flauta Shakuhachi: Myoan (Meian) en Kyoto, y Kinko en Tokyo en las sedes de los komuso, y durante el periodo Meiji (1868-1912), una nueva escuela llamada Tozan dedicada a la enseñanza de la flauta a estudiantes de cualquier origen. Inicialmente concebida como un instrumento solista entre los monjes, hacia el siglo XVIII se empezó a utilizar en música de entretenimiento -un tipo de música de cámara- al lado de la cítara Koto y el laúd Shamisén.

Ayako Kurahashi (koto) / Preston Keido Houser (shakuhachi)  



Aunque el nombre del instrumento se refiere a un tamaño específico, existen flautas Shakuhachi de diferentes medidas. En Japón existe mas de 600 variedades de bambú y para la construcción de un instrumento profesional se utiliza solo una de estas variedades. La parte baja de la flauta es un poco mas ancha y a veces curvada. Esto se debe a que se usa la parte baja del bambú justo donde empiezan a aparecer las raíces.


En promedio el diámetro de la flauta es de 4 a 5 cms. Tiene 4 orificios al frente y uno en la parte anterior, los cuales producen los siguientes sonidos: re, fa, sol, la, do y re, aunque con técnicas complejas tanto de la digitación como de la presión del aire y cambio de posición (ángulo) del instrumento se pueden lograr escalas cromáticas, lo que lo ha convertido en un instrumento muy versátil para la música contemporánea. 
El repertorio de este instrumento consta de Honkyoku o piezas originales, Gaikyoku o piezas "prestadas" (lit. melodías foráneas) y Shinkyoku o nuevas composiciones.

James Nyoraku Schlefer & Orquesta 


No hay comentarios:

Publicar un comentario