Datos personales

viernes, 7 de marzo de 2014

Carnaval escolar de Torla (siguiendo los pasos de la tradición)

Una de las cosas que más me sorprendió tras nuestra vuelta a Torla pasadas las navidades, fue saber del temor de los alumnos de infantil, la chiquillería del cole, hacia la celebración del Carnaval. Sabía que allí, como en otros pueblos pirenaicos, existía la figura de “la tranga” (cruce de ‘onso’ y ‘macho cabrío’) que con la cornamenta oportuna, pieles, cara tiznada y cencerros recorría las calles asustando y envistiendo al personal. Sólo con eso, incluso si nos dirigimos a adultos, puede que sea más que suficiente para sentir cierto respeto sobre el tema, pero no tanto como para tenerle pánico al carnaval en sí. Y es que esa es la clave de todo amigos... 
El carnaval (“O Carnabal” en ‘lengua romance’ altoaragonesa), es como en Torla se llama a la figura antes mencionada, no tan sólo a la celebración, sino al “animal” que aparece tras su letargo de las cavernas invernales.
De ese modo disfrutamos esta semana del carnaval de la escuela, con disfraces de todo tipo, aunque siempre atentos a la presencia de las figuras centrales de la 'fiesta'.

O Carnabal


Con esta apariencia no es de extrañar que los más pequeños sientan pánico al verle aparecer, aunque sin saberlo, estén formando parte de una de las celebraciones más antiguas que han sobrevivido hasta nuestros días, aunque no hayan estado exentas de censuras y otras persecuciones.

O Tenedor

O Tenedor y O Carnabal

Desde hace unos años se ha puesto de moda visitar los carnavales de aquí o de allá, lo que hace que la gran afluencia de gentes llegadas de todas partes haya mermado la espontaneidad de dichas celebraciones. Será por ello que hace tiempo que dejé de ir en busca de tanto gentío. Así que siempre se agradece asistir a alguno de ellos compartiendo aperitivos y buenos licores con las gentes del lugar, yendo de ronda por las calles, haciendo las paradas oportunas sin tener que pelear por hacerse un hueco entre la multitud.






Resumen: O Carnabal es apresado por O Tenedor (medio pastor, medio cazador), y lo ensoga para que no se escape. De ese modo recorren las distintas calles del pueblo seguidos de los vecinos, quienes obsequian a los presentes con buenos alimentos. Tras todo ello, O Carnabal será llevado hasta la plaza del pueblo, donde un tribunal popular recita O Romance y condena a la bestia a que muera. O Tenedor será quien ejecute la orden con dos disparos sobre el animal.
En Torla, a diferencia de otras poblaciones, no existe ningún "muñeco" al que sacrificar, pues en su lugar se encuentra el 'carnabal'.






No voy a explayarme explicando los posibles significados que encierran este tipo de carnavales, sus personajes, etc..., existen muchos y variados trabajos a lo largo y ancho del territorio. 






Respecto a las fotos, debo decir que no son de gran calidad, no obstante, sirven como testimonio vivo de tal festividad, celebrada por los alumnos de la escuela de primaria durante el curso 2013-2014, al igual que en días anteriores lo hicieran sus padres. 

ARAGÓN TV - CARNAVAL DE TORLA (2014)


Mi enhorabuena a Sergio (O Carnabal) y a Ramón (O Tenedor), pues durante horas, por calles nevadas y empinadas, lograron entusiasmar a propios y foráneos. También, por supuesto, a quienes hacen posible que esto continúe, contagiando su ilusión a los más pequeños y a sus maestr@s, todos partícipes de esta fiesta. 

4 comentarios:

  1. Que interesante y que bien os lo habréis pasado, muy emotivo el hecho de seguir las tradiciones, muchos besos

    Servan y Lur¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que estuvo muy bien, nieve arriba y nieve abajo, entre peques y mayores... Los del pueblo y pocos más, mejor así para mí.
      Muchos besos a ambos!!!
      .

      Eliminar
  2. Un pueblo precioso que he conocido hoy en fotografía, pero espero visitar algún verano, y una otra tradición renovada. Felicidades a todos los que habéis participado en ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Matilde, intentaré enviarte algunas fotos de la villa de Torla en privado. En invierno, este valle está dormido, pero dentro de poco comenzarán a llegar montañeros y turistas de todas partes para visitar el Parque Nacional de Ordesa. En verano esto parece una ciudad, sin embargo, si no has estado nunca, vale la pena dedicarle una escapada. Existen espacios hermosos.
      Abrazos miles amiga!!!
      .

      Eliminar